Desde el inicio de la administración municipal, por parte del alcalde, Jorge Salum, se ha trabajado para generar condiciones que construyan un buen ambiente para todos los duranguenses, acciones entre las que se incluyen, campañas de limpieza, talleres de educación ambiental y espacios para que ciudadanos preocupados y ocupados por el medio ambiente, puedan emitir opiniones para mejorar su entorno.

En este sentido, desde el lanzamiento de la campaña “Dale un respiro a Durango”, se ha trabajado para incentivar a que más ciudadanos organizados se comprometan a apadrinar un árbol en cualquier parte de la ciudad, comprometiéndose a su riego y protección, para de esta forma poder garantizar su supervivencia.

Para Francisco Franco, titular de la Dirección Municipal de Medio Ambiente, las campañas de reforestación, a través de “Dale un respiro a Durango”, representan una prioridad para esta dirección, pues la construcción de un buen ambiente se realiza todos los días y con la participación de todos, sociedad y gobierno; razón por la que celebró que, en esta ocasión, hayan sido habitantes del poblado San Ignacio de Loyola quienes hayan solicitado más de 15 árboles de entre dos y tres metros de altura para sus espacios públicos.

Con campañas de reforestación como esta, se esta construyendo un buen ambiente a corto, mediano y largo plazo, pues los beneficios para las zonas en donde existen áreas verdes son palpables para todos.

 

About durangocapital