Masticar un chicle y tirarlo a la calle tiene diversas implicaciones de salud y de contaminación, además tarda en degradarse cinco años. Se impulsaron acciones de concienciación como intentar que las personas traten de retirar chicles del piso.

Masticar un chicle y arrojarlo al piso trae implicaciones de contaminación y de salud, ya que puede albergar hasta 10 mil hongos, lo cual expone a la sociedad a bacterias que se esparcen en el aire, además que son antiestéticos y tardan en degradarse hasta cinco años.

Por esta causa, el Gobierno Municipal declaró la guerra contra los chicles, que más que una batalla, se realizaron acciones de concienciación entre los duranguenses, con dinámicas como intentar retirar los chicles del piso, cuya labor es ardua y laboriosa.

La razón, dijo el director municipal de  Medio Ambiente, Gerardo Estrada García, es que un chicle tarda en degradarse hasta cinco años, además que tras masticarlo contienen microorganismos que tiene la persona, y que, al desecharlo, todas estas bacterias se esparcen en el aire.

Hasta 10 mil hongos puede albergar un solo chicle, lo que expone a la sociedad a enfermedades como tuberculosis, salmonelosis y estafilococo.

Aproximadamente el 20 por ciento de la superficie del Centro Histórico de Durango está repleto de chicles, y aunque existen máquinas especiales para removerlos, la cantidad que se gasta en ello requiere de un alto presupuesto; digamos que un chicle cuesta 1 peso, quitarlo del suelo costará tres pesos, es decir, el triple de su costo original.

Como muchas gomas han estado mucho tiempo ahí, se han convertido en masas negras que se confunden con mugre.

La gente que tiene la labor de removerlos tarda 30 minutos en quitar sólo uno, lo cual equivale a una paga de siete pesos por chicle.

“Podrá parecer un acto muy sencillo y práctico, pero la próxima vez que pienses en tirar un chicle recuerda las consecuencias económicas, de salud y contaminación que esto conlleva”, finalizó el funcionario municipal.

La mejor opción es envolverlo en un trozo y tirarlo en un bote de basura.

About durangocapital